martes, 14 de abril de 2009

COMUNISMO

ÉTIENNE CABET
Nació en Dijon en 1788, estudió derecho. Fue contrario a los Borbones y se le prohibió ejercer de abogado. Vistos los fracasos insurrecionales cree necesaria otra vía. Fue favorable a la revolución de 1830 pero después se mostró contrario a la monarquía liberal orleanista a raíz de la represión contra los obreros. Publica periódicos antigubernamentales. Al volver de un nuevo exilio se definió como comunista demócrata con la voluntad de unir muchos sectores (obreros, socialistas, burgueses).
Publica “Viaje a Icaria”, donde describe una utopía comunista en el futuro en frente del presente capitalista, libro que llegará a toda Europa y que será muy influyente. Formula una primera imagen del comunismo.
Compra tierras en Texas para poner en práctica sus ideas, pero fracasa y tampoco tiene éxito en sucesivos intentos durante 10 años.
Era un comunista-demócrata. Para Cabet la democracia completa era el comunismo. Piensa que no hace falta una revolución sino que se llega al comunismo por propio convencimiento. No quiere violencia ni lucha de la clase obrera sino un proceso “predicando con el ejemplo” para convencer a la gente. Quiere eliminar la propiedad privada y el dinero.
Sus colonias no influyeron mucho, pero sus panfletos y sus conceptos sobre la igualdad natural y de resultados y su idea de un mundo sin dinero sí que tuvieron resonancia. Murió en 1856. Marx lo calificó como un representante popular y superficial del socialismo utópico.